lunes, 6 de noviembre de 2017

Los primeros días de clase


Reconozco que esta entrada debería haberla escrito ya, pero de verdad que no me da la vida...
Organizar, planificar y diseñar secuencias didácticas, materiales, clases etc... siempre me absorbe tanto que dejo el blog para el final y luego me da rabia porque no llego a compartir todo lo que quiero.
Este año me he propuesto ser sistemática y organizada, a la hora de publicar lo que hacemos en clase. Intentaré recoger evidencias y adjuntarlas para que se vea, por un lado lo que hacemos y por el otro, por si a alguien le pueden servir. No sé si lo voy a conseguir, pero al menos, voy a intentarlo :))

Las primeras sesiones suelo dedicarlas a conocer al alumnado más allá de las pruebas diagnósticas habituales. Me interesa sobre todo, centrarme en aquellos alumnos que tengo por primera vez. Uno de mis grandes objetivos, al principio de curso es conseguir cohesionarnos y crear una atmósfera de trabajo cordial y cómoda para todos. Que sientan que forman un equipo y que todos aprendemos de todos. Para ello me centro en dos ejes fundamentales: el cooperativo y la educación emocional. Me gusta conocerlos, y que me conozcan que sepamos cuáles son nuestras fortalezas y debilidades y cómo podemos ayudarnos.  Para ello, durante unas sesiones, dialogamos, analizamos, debatimos y sobre todo, nos centramos en el uso de dinámicas de cohesión de grupo.
Suelo explicarles cómo vamos a trabajar, que nos basaremos en diferentes metodologías, en las que ellos tendrán que intervenir de manera directa. Que me interesa mucho lo que les gusta, cómo les gustaría que fueran las clases, cuál es el estilo de aprendizaje que se adapta mejor a ellos... les hablo de ABP, secuencias didácticas, cooperativo, grupos de trabajo, roles, productos finales etc. para que sepan un poco por dónde nos vamos a mover. En la reunión de padres, les suelo trasladar esa misma información y suelo mostrarles los primeros pasos de sus hijos: sus primeros miniproductos creativos de manera que puedan entender qué es trabajar por proyectos y trabajar en ABP. 
Siempre me cuesta saber qué hacer los primeros días. No soy muy de repetirme, por lo que intento buscar nuevas dinámicas o métodos para los primeros días. Afortunadamente, existen otros docentes que sienten lo mismo y hoy en día, en los grupos de Telegram uno encuentro a profesionales muy generosos dispuestos a compartir sus ideas. De ahí, del grupo  de cooperativo, son muchas de las dinámicas que voy a mostrar y que tan generosamente han querido compartir grandes docentes.

En primer lugar, nos presentamos a partir de la dinámica de la mano:



En cada dedo escogíamos un motivo: ¿qué espero del curso? ¿una afición? ¿una característica positiva? ¿un miedo? ¿un anima? y en la palma de la mano, nuestro nombre y un sueño.
Yo también hago mi mano, y en voz alta vamos diciendo lo que hemos escrito y lo pegamos en un mural. Esta dinámica se puede trabajar también desde tutoría, por lo que os recomiendo que la uséis en vuestras clases.

Una dinámica que utilicé por primera vez y que vi en el grupo de Telegram -perdón si no pongo nombres pero es que son tantos que no recuerdo quiénes fueron, creo que  Beatriz Cerdán (@beatrizcerdan) y Juan Pablo Sánchez del Moral(@juanpablodelmo)-. Es la conocida como guerra de bolas y que vale tanto para Primaria como Secundaria. La dinámica consiste en escribir sus nombres en un papel y luego hacer bolas y lanzárselas durante un minuto por toda la clase. Una vez finalizada la guerra, se sientan y se les explica que ahora deben buscar su nombre y que se cronometrará el tiempo.  Una vez finalizado, vuelven a su sitio y comentamos con ellos la dinámica. 
Normalmente, si observamos al alumnado tiende a buscar su nombre, a actuar  de forma individualista y pasar del nombre de los compañeros. La idea es que reflexionen sobre cómo pueden mejorar el tiempo con la idea de que lleguen a la conclusión que si se ayudan será todo mejor.
Se vuelven a lanzar las bolas con los nombres e inician de nuevo la búsqueda. Seguramente esta vez serán más conscientes de que si encuentran el nombre de un compañero y se lo entregan será todo más rápido. En este segundo caso suelen mejorar el tiempo. La dinámica sirve para introducir conceptos como equipo, cooperación, colaboración mutua etc.

 Finalmente pasamos a dinámicas en las que tengan que poner en práctica técnicas de cooperativo como la del 1-2-4 que nos sirven para que reflexionen sobre sus objetivos y metas. Os adjunto un documento con lo que suelo hacer: reflexión a partir de una imagen, unos cuantos vídeos y creación de murales conjuntos. Además de trabajar en cooperativo me sirve para trabajar la parte emocional ya que el alumnado habla de sus metas, de sus motivaciones y lo que les desmotiva etc... y me sirve para ir conociéndolos mejor y reforzar su autoestima ya que lo primero que suelo recordarles es que "el error es bello", como dice Garbiñe Larralde  (@garbinelarralde) y nos ayuda a mejorar.  


                          Enlace al documento



Paralelamente, llevamos a cabo una actividad de presentación que me sirve por un lado, para empezar a trabajar la materia de Lengua, y por otro para seguir incidiendo en la idea de grupo, que ellos se sientan cómodos y se cree un lazo de unión o nexo emocional. que siempre favorece un buen clima de trabajo y que creo que es la base para después poder trabajar.

Las metodologías activas requieren que el alumnado trabaje de forma cooperativa y por tanto si no creamos antes un buen ambiente es muy difícil, sin cierta implicación emocional, que el alumnado sienta o entienda que el otro también puede ayudarle: "yo gano, si tú ganas", es decir, yo aprendo contigo y de ti. Así podemos además, construir  conocimientos colectivos que impliquen al alumnado porque deba ponerse en el lugar del otro y empatizar. Nos ayuda a evitar que desde un principio se enquisten las posturas y sea imposible luego reconducirlo.

El grupo de este año es nuevo para mí, y también para ellos, excepto algunos miembros que ya venían con asuntos enquistados de otros años. Estas técnicas y actividades me vienen bien para romper ciertas dinámicas negativas y roles preestablecidos. Es una manera de conocernos y de cambiar ciertas pautas que algunos vienen arrastrando de lejos. Intentar motivarles, acercarles el aprendizaje a un estilo más práctico y motivador y que reflexionen sobre ciertos comportamientos o actitudes para que sean capaces de ponerse en el lugar del otro. Reflexionamos en voz alta conjuntamente y aportamos nuestra visión.
Este año, además, trabajaremos con Wonder Ponder, filosofía para niños y que me parece una auténtica maravilla y que conocí el año pasado gracias a Lola Prieto (@lolaprieto).

Finalmente, y para conocernos un poco mejor, a partir de esta actividad -no soy capaz de encontrar la fuente y agradecería poder ponerla; si alguien se siente aludido, que me lo diga para poder referenciar correctamente-. Lo llamamos "34 cosas sobre mí "y con ella llevan a cabo su presentación que preparan en clase. Pueden añadir fotos y utilizar la herramienta que más les guste: google presentaciones (suele ser la más usada) prezi, genial.ly...

Captura de pantalla 2015-10-03 a las 18.png

Con los de cuarto, hemos trabajado las presentaciones a partir de sus propias preguntas. Fueron diciendo qué es lo que les gustaría saber sobre los otros o qué les gustaría que les preguntaran. En total nos salieron más de 50 preguntas por lo que es propuse que eligieran unas 25 de todas las que habían propuesto.
Todos se conocen del curso pasado y ya saben cómo trabajamos en clase, por lo que siempre es más fácil. Entienden que tienen que participar de forma activa. Este año se incorporaban dos alumnos nuevos y para integrarlos y conocernos todos hicimos varias dinámicas. La primera se trataba de que debían decir dos verdades sobre sí mismos y una mentira. Como la mayoría se conocen, era importante que la mentira fuera muy creíble y la verdad es que algunos lo consiguieron.
La segunda fue la dinámica de las sillas: se sube cada uno a una silla que están colocadas en una sola fila. A continuación les decimos que deben colocarse por el mes de nacimiento pero no deben tocar el suelo. (Fedeico Tejeiro (@profesorfede) "Dinámica del banco cooperativo" y María Barceló (@mariabarcelo)).Enlace. Esta dinámica me gusta hacerla cuando ya se conocen porque requiere de una cierta confianza. Como había dos alumnos nuevos no sabía si hacerla, pero la verdad es que resultó muy bien porque el grupo es verdad que es muy activo y cercano y enseguida acogieron a sus compañeros y a su vez ,ellos se metieron en la dinámica sin problema.
Por último - la de las sillas y la música- consistió en colocar las sillas en un círculo y poner música mientras los alumnos giraban alrededor. La diferencia con el de toda la vida es que al parar la música deben sentarse y lo que van desapareciendo poco a poco no son las personas, sino las sillas. Hasta que al final queda una y deben intentar sentarse todos en ella. (Propuesta por Carmen López (@CarmenLo35). Les divierte y de paso trabajamos la cohesión de grupo y la confianza.

Hasta aquí, un ejemplo de algunos de los aspectos que trabajamos los primeros días. En otra entrada ya explicaré cómo empezamos a trabajar: normas de clase y de equipo, roles, agrupamientos etc.

Y por si a alguien le interesa os dejo aquí un enlace al tablero de peartreels donde recojo todo lo que veo sobre cooperativo.

1 comentario: